INICIO mapa web introducción descripción manuales usuario historia adquisición documentación bola remolque

vehículo tractor

   

 

BOLA DE REMOLQUE

PROCEDIMIENTO DE ENGANCHE AL JEEP KJ

 

   

BOLA REMOLQUE

Este es el gancho instalado en Ibérica del Remolque. Se trata de un gancho desmontable. Podéis observar que en la posición que queda es imposible enganchar la caravana una vez que hemos subido la palanca del estabilizador. La rueda de respuesto lo impide.

De esto nos dimos cuenta al enganchar la caravana por primera vez donde la compramos.

La solución pasaba por quitar la rueda de repuesto y ubicarla en el interior del coche o en el techo, lo cual suponía una gran dificultad debido a que la matrícula y la luz de ésta van en el soporte de la rueda de repuesto.

Pensarás que simplemente abriendo el portón se solucionaba el asunto. Pues no. El portón es tan grande que si enganchas la caravana con el portón abierto luego no cierra porque choca con el arcón delantero de la caravana.

Aún así, al final conseguimos una forma de enganchar la caravana, más abajo te describo el proceso.

   

El enganche es de una excelente calidad pero una vez que desmontas la bola lo que queda es el enorme pincho que podéis ver en las fotos y que es necesario proteger con su tapa de goma. Si llego a saber esto no le pongo este enganche ni loco y mando instalar uno fijo.

En este tipo de enganche son todo desventajas. Estéticamente es horrible, estás expuesto a que te lo manguen, tienes el engorro de tener un trasto dentro del coche y cuando está desmontado se queda fija la parte horizontal, en forma de pincho, del gancho.

El instalador, Ibérica del Remolque, ni me avisó ni me enseñaron el sistema antes de instalarlo, simplemente pedí un enganche con sistema desmontable y me instalaron lo que veis.

   

Bueno, a pesar de todo el enganche es robusto y de buena calidad. En la foto podéis ver sus anclajes al chasis del coche.

   

Una vista, desde abajo, para que podáis ver la placa en la que va fijada la piña del coche.

   

La instalación eléctrica que me hizo el instalador del enganche era muy justita para alimentar la caravana y sacaron la corriente de un lugar inapropiado, así que tiré un cable de 2x10 mm2 (los cables negros que veis en la foto) desde la batería a la parte trasera del coche, no sólo para alimentar con solvencia la caravana, sino también con la idea de dejar una preinstalación para cuando convierta la caravana en autónoma.

Desde la batería, ubicada en el hueco del motor, tiré dos cables de 10 mm2, uno conectado al positivo y el otro al negativo.

En realidad, el negativo no habría hecho falta tirarlo pero ya puestos lo tiré con la idea de en un futuro poder conectar ambos al positivo y disponer de una sección de 20 mm2, ideal para conectar una batería auxiliar en la caravana que cargue con el alternador del coche.

Los cables de 10 mm2 los llevo hasta un hueco que hay en el interior de uno de los pilotos traseros del coche y que utilizo como caja de conexiones.

Ahí transformo el positivo de 10 mm2 en 3 cables, dos de 2,5 mm2 que conectaré en los pines 9 y 10 de la piña y uno de 4 mm2 que conectaré en el pin 12.

Lo mismo hago con el cable de masa y convierto sus 10 mm2 en tres cables, uno de 1,5 mm2 que conecto en el pin 3; uno de 2,5 mm2 que conecto en el pin 11 y uno de 4 mm2 que conecto en el pin 13.

En la foto veis los cable que salen del hueco donde hago las conexiones, dirigiéndose a la piña del coche.

En la piña, vista desde abajo, entran los cables que van a alimentar a la caravana más los cables que llevarán corriente al alumbrado exterior de circulación de la caravana: intermitentes, luz de freno, etc.

   

Este es el esquema de conexión del conjunto. La alimentación y la masa las llevo directamente desde la batería. En el hueco que hay tras el piloto izquierdo del coche divido estos cables para convertirlos en secciones aptas para la piña.

Los cables de intermitentes, luces de posición, luces de freno, antinieblas y marcha atrás que van hacia la piña simplemente van enganchados en paralelo, sin más, a los respectivos cables del coche haciéndose la conexión en los mismos pilotos mediante "robacorrientes".

En la última foto, ambos vistos de frente, el conector del coche (a la izquierda) y el de la caravana (a la derecha).

 
Enganche de la caravana en el Jeep KJ
   

En primer lugar le quitamos al estabilizador la empuñadura roja que sirve para su accionamiento.

   

Levantamos totalmente las patas delanteras.

 
 

Quitamos la rueda jockey y apoyamos la caravana en el suelo. Al mismo tiempo, levantamos total o parcialmente las patas traseras. Si no quitáramos la rueda jockey sería imposible abrir lo suficiente el portón trasero del Jeep.

 
 

Quitamos el freno de mano, semi-abrimos el portón del Jeep y levantamos la palanca del estabilizador.

 
 

Aproximamos la caravana y la enganchamos. Observa que con el portón semiabierto enseguida chocamos con el arcón de la caravana, aunque nos deja espacio suficiente para maniobrar.

 
 

Una vez enganchada bajamos la palanca del estabilizador y cerramos el portón del coche. A veces, depende de la posición relativa entre la caravana y el coche, el freno de mano da en la rueda pero forzando un poco la rueda y el freno el portón cierra siempre.

La mejor posición la conseguimos con el coche algo más alto que la caravana, obviamente, si el coche está más bajo que la caravana se dificulta el cierre del portón porque éste choca más con el freno de mano.

 
 

Ya tenemos la caravana enganchada y la puerta del coche cerrada...

 
 

Ahora sólo queda poner la rueda jockey, conectar la piña y tirar millas.